FIESTAS EN ANTEQUERA

Fiestas en Antequera: Cartel y programa de la Semana Santa de Antequera, Feria de Primavera de Antequera, AGROGANT, Real Feria de Agosto, Día de Jeva, Virgen de los Remedios y mucho más

Fiestas en Antequera Real Feria de Agosto
Fiestas en Antequera Real Feria de Agosto

Real Feria de Agosto de Antequera

Del 16 al 20 de agosto de 2017

 

Consulte aquí el programa de la Real Feria de Agosto de Antequera 


Fiestas en Antequera Semana Santa 2016
Fiestas en Antequera Semana Santa 2016

Cartel y programa de la Feria de Primavera de Antequera 2015
Cartel de la Feria de Primavera de Antequera 2015

FIESTAS EN ANTEQUERA

 

Semana Santa

 

La Semana Santa de Antequera tiene una serie de elementos diferenciadores que hacen de ella un bello y armonioso conjunto donde se entremezclan arte, historia, tradición y fe. Quizá el gran mérito de nuestra ciudad haya sido el haber conservado mucho de lo antiguo sin caer – como ocurrió en otros municipios andaluces – en el mimetismo de lo sevillano renovado. Las hermandades y cofradías poseen un rico y monumental ajuar procesional. Desde sus imágenes, en su mayoría esculturas de gran valor artístico realizadas por talladores asentados en la ciudad entre los siglos XVI y XVIII, hasta los bordados de sus mantos y palios, pasando por elementos de platería y entalladura, que están considerados piezas capitales del patrimonio artístico de la Semana Santa de nuestra provincia. 


Los desfiles procesionales de Antequera cuentan con una serie de peculiaridades que los hacen únicos en el conjunto de la Semana Santa andaluza. Por una parte, los pasos son portados al hombro – a diferencia de los costaleros- por los hermanacos, caracterizados por su indumentaria y por el uso de “horquillas” para sostener el trono cuando está parado. Al frente de ellos va el Hermano Mayor de Insignia que, situándose delante del paso, guía a los hermanacos durante el recorrido de la procesión. También hay que mencionar otra figura central de la Semana Santa de Antequera como es el campanillero de lujo: niño o niña de no más de ocho años, perteneciente habitualmente a una familia de la cofradía, que luce una túnica de terciopelo bordada en hilo de oro con larga cola. Los campanilleros van junto al Hermano Mayor y su misión es tocar unas campanitas avisando de que el trono va a comenzar a andar o de que ya lo está haciendo. Por otra parte, cabe destacar algunos momentos inolvidables de nuestra Semana Santa, tal es el caso de lo que se conoce como “correr la vega”, que consiste en subir corriendo los tronos de algunas cofradías por las empinadas cuestas que, al final del recorrido procesional, llevan a los templos-sede. Al parecer, el sentido tradicional de esta costumbre era el de bendecir, desde los cerros de la ciudad, las fértiles vegas que en su día fueron la primera fuente de riqueza de la población. Tradición que desde el pasado 4 de diciembre de 2012, ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Provincial por la Diputación Provincial de Málaga.  Y otro momento especial que se puede contemplar en las procesiones de la ciudad es el encuentro, cuando los tronos de la misma o de distinta cofradía se encaran como símbolo de unión y de felicitación por el recorrido procesional. Todas estas características y algunas más, como son las grandes peanas de las vírgenes, la tipología del paso de palio, los estandartes, etc., hacen que la Semana Santa de Antequera tenga un estilo propio y diferente al de cualquier otro lugar. Nueve son las hermandades y cofradías que realizan estación penitencial durante la Semana Santa por las calles de la ciudad. 

 

Señor de la Salud y de las Aguas

 

En la tarde del último sábado del mes de abril comienza cada año una de las devociones más arraigadas en Antequera: los cultos al Santísimo Cristo de la Salud y de las Aguas, Patrón de la ciudad. Ese día tiene lugar el traslado del Señor desde su capilla habitual, en una de las naves laterales del templo parroquial de San Juan Bautista, hasta el altar mayor del mismo, en lo que se denomina la “Bajada del Señor”.


Desde ese día y hasta mediados de mayo, la iglesia de San Juan – enclavada en el barrio del mismo nombre- se convierte en centro del peregrinaje de multitud de antequeranos que rinden su fervor a la imagen de este Cristo crucificado. Entre el 1 y el 18 de mayo se celebran dos novenas al Señor, siguiendo un texto que permanece inalterado desde hace casi dos siglos. Los distintos gremios profesionales así como las asociaciones de la ciudad se reparten la organización de las funciones durante esos días. Precisamente fue el gremio de la lana, tan importante en Antequera en 1700, el que donó la cruz del Señor.

 

El sábado siguiente al 18 de mayo, el Señor es sacado en procesión por las calles de la ciudad, en un trono con palio neogótico de finales del XIX. Ese día vienen miles de fieles de la comarca y de otras ciudades en las que residen antequeranos, los cuales mantienen la tradición de “alumbrar al Señor”.

 

Feria de Primavera - AGROGANT

 

Antequera es de los pocos pueblos que desde antaño cuenta con dos ferias en su lista de fiestas, pero no por ello pone más énfasis en una que en otra, sino que intenta mantener el carácter particular de cada una de ellas. Además hay que tener en cuenta que las dos ferias de la ciudad están consideradas “Fiestas de Interés Turístico Nacional”.


Hablar de la Feria de Mayo o Feria de Primavera supone hablar de AGROGANT, es decir, de la Feria Agrícola y Ganadera de Antequera, declarada Feria de Interés Turístico Provincial, que aglutina una serie de eventos de muy diversa índole: exposición de maquinaria agrícola, feria agroalimentaria, concurso subasta de la cabra malagueña, campeonato de caballos, maratón fotográfico y actividades de promoción turística de la ciudad. La Feria de Mayo fue creada en 1856 con el fin de multiplicar las transacciones mercantiles y de impulsar la actividad industrial y agrícola de la ciudad. Con el paso del tiempo fue perdiendo ese carácter y empezó a dedicarse casi exclusivamente a la compra-venta de ganado y de maquinaria agrícola, y acentuó los aspectos lúdicos y de expansión social. Así es como ha llegado hasta nosotros, contando también en la actualidad con muestra de productos agroalimentarios.

 

Real Feria de Agosto

 

La Real Feria de Agosto, declarada “Fiesta de Interés Turístico Nacional” es una de las más antiguas de nuestro país, cuyos orígenes se remontan al 1748, fecha en la que el rey Fernando VI concedió a Antequera el privilegio de celebrar esta feria de carácter anual. 


Nuestra feria de agosto está cobrando cada día mayor relevancia y ya son muchas las personas que nos visitan en estas fechas. Hay que tener en cuenta que su celebración suele coincidir en algunos días con la de la Feria de Málaga, con lo cual se trata de una buena oportunidad para que los turistas que acuden a esta última, se acerquen también a Antequera. El programa de la Real Feria de Agosto es amplio y variado para tratar de satisfacer los gustos de todos los asistentes. En las vísperas de la feria, como suele ser habitual ante celebraciones de estas características, el ambiente ya se va preparando y el ánimo de las personas predisponiendo, con actos tan significativos ya en esta ciudad como el pregón de la Peña Taurina “Los Cabales”, que normalmente corre a cargo de personas relacionadas con el mundo de los toros: ganaderos, toreros, críticos taurinos, etc. Unos días después se pronuncia el pregón oficial de la Real Feria, que suele recaer en personajes ilustres de la ciudad, a los que acompañan en este solemne acontecimiento las autoridades municipales, la Regidora de las fiestas, los medios de comunicación y un elevado número de ciudadanos. Siguiendo con las actividades que preceden a la feria, cabe destacar también la Romería del Señor de la Verónica, que se inicia todos los años con una misa rociera en la Plaza de Toros, a la que le sigue una procesión que discurre por diferentes calles de la ciudad hasta llegar a la ermita donde se encuentra esa imagen tan venerada por los antequeranos. La inauguración del alumbrado oficial marca el inicio de la Real Feria. A partir de esa noche la ciudad vive sus fiestas durante toda una semana, con múltiples acontecimientos dirigidos al público más variado. Desde hace algunos años, al igual que sucede en Málaga, la feria se divide en dos jornadas: la “Feria de Día” y la “Feria de Noche”. Por la mañana, la gente acude a los locales del casco urbano que asociaciones y cofradías se encargan de acondicionar para estas fechas, así como a las casetas del propio recinto ferial. De noche, la fiesta se desarrolla únicamente en el recinto ferial, ubicado en el Parque del Norte desde el pasado 2005, donde se encuentra la Caseta Municipal y el resto de las casetas andaluzas y de juventud, las atracciones de feria y los puestos de venta ambulante que despiertan la curiosidad de quienes pasean por la zona. Con el transcurso de los días, numerosos espectáculos contribuyen a la diversión de los ciudadanos: actuaciones musicales, interpretaciones humorísticas, corridas de toros, exhibiciones de enganches de caballos, actividades dirigidas al público infantil…, completando así una agenda de lo más variada y entretenida, que culmina con la explosión de fuegos artificiales en la última noche de la Real Feria de Agosto de Antequera.

 

Virgen de los Remedios

 

La ciudad celebra el 8 de septiembre el día de la Virgen de los Remedios, Patrona de la Ciudad y Alcaldesa Perpetua de la misma, a la que saca en procesión luciendo algunas de las piezas de joyería de la amplia y bella colección que conserva. Según la leyenda, la imagen fue traída a Antequera por el apóstol Santiago para que protegiera a la ciudad de todos los males, y desde el primer momento el pueblo le manifestó una gran devoción. En el año 1711 se constituye y funda la congregación de la Venerable Esclavitud de Nuestra Señora de los Remedios, con el fin de dar culto y extender la devoción a la Santísima Virgen de los Remedios. Esta congregación se asentará en el Convento de los Remedios (hoy Palacio Municipal), en cuya iglesia se encuentra actualmente la imagen de esta Virgen. En 1922 el conjunto de fuerzas eclesiásticas y municipales de la ciudad solicita a Roma que la Virgen sea coronada canónicamente, acontecimiento que tendrá lugar el 10 de septiembre del mismo año. La imagen de Nuestra Señora de los Remedios es una escultura de comienzos del siglo XVI que, dentro de su estilo renacentista incipiente, participa de las últimas influencias del gótico tardío. Su iconografía representa a la Virgen Madre, de pie y con el Niño Jesús apoyado en su lado izquierdo. Esta talla se encuentra realizada en madera de pino rojo y tiene una altura de 66 centímetros.

 

Santa Eufemia

 

El Sábado previo al 16 de Septiembre Antequera celebra la procesión en honor de Santa Eufemia, realizándose las tradicionales candelas. No obstante, es al día siguiente cuando se conmemora con una Misa Solemne la onomástica de esta Santa y la toma de la ciudad por las tropas cristianas en 1410. En esta misa, que tiene lugar en la iglesia de Santa Eufemia, participa el Cabildo Municipal, el cual rinde el pendón de la ciudad a la titular de este templo.

 

El origen de esta tradición hay que buscarlo en los días siguientes a la conquista de la ciudad. Una vez designado Rodrigo de Narváez como alcalde de la villa y dotada ésta de escudo de armas, faltaba poner a Antequera bajo el amparo divino, buscándole un patrón que le sirviera de intercesor ante Dios. La costumbre de la época era nombrar protector de la ciudad al Santo cuya festividad coincidiera con la fecha de la conquista. Atendiendo a este criterio, el 16 de septiembre el Misal Romano incluía a San Cornelio, San Cipriano y Santa Eufemia. De manera que optaron por realizar un sorteo entre ellos, saliendo tres veces consecutivas el nombre de Santa Eufemia, mártir calcedonense que fue elegida Patrona de Antequera.

 

Día de Jeva

 

Cada 25 de diciembre por la mañana, vecinos de las pedanías de Antequera (La Higuera, La Joya, entre otras), del municipio vecino de Villanueva de la Concepción y de la propia ciudad se dan cita en la Ermita de Jeva, al sur del Paraje Natural de “El Torcal”, para venerar a la Virgen de la Purificación.


Esta “Fiesta de Interés Turístico Nacional” comienza con un repique de campanas, que da paso al tradicional “choque de pandas” de verdiales -baile típico de la provincia de Málaga- y a la entrada de éstas a la ermita. Posteriormente, tiene lugar una degustación de mantecados caseros, café, tragos de aguardiente y buñuelos de la zona, así como una serie de actuaciones musicales, hasta que la Virgen es llevada en procesión a la era, donde se celebra una misa. Para finalizar la jornada, en torno al mediodía, se desarrolla todos los años un concurso de coplillas por verdiales dedicadas a la Virgen, a la que llevan de nuevo a su ermita una vez concluido el acto.

 

 

Compártenos en Facebook