FIESTAS EN BURGOS

Fiestas en Burgos: cartel y programa de las Fiestas de San Pedro y San Pablo en Burgos, Semana Santa de Burgos, Fiesta del Curpillos, San Lesmes...

Fiestas en Burgos Fiestas de San Pedro y San Pablo
Fiestas en Burgos Fiestas de San Pedro y San Pablo

Fiestas de San Pedro y San Pablo en Burgos

Del 23 de junio al 2 de julio de 2017

 

Consulte aquí el programa de las Fiestas de San Pedro y San Pablo en Burgos


Cartel y programa de la Fiesta del Curpillos en Burgos
Fiestas en Burgos Fiesta del Curpillos

Fiestas en Burgos Carnaval
Fiestas en Burgos Carnaval

Carnaval de Burgos

Del 23 de marzo al 1 de abril de 2017

 

Consulte aquí el programa del Carnaval de Burgos


Fiestas en Burgos San Lesmes 2017
Fiestas en Burgos San Lesmes 2017

FIESTAS EN BURGOS

 

FESTIVIDAD DE SAN ANTÓN

 

La festividad de San Antón, patrón de los animales, es una de las que cuenta con mayor arraigo tradicional. Tiene lugar el 17 de enero, y en Burgos se celebra de manera especial en los barrios de Huelgas, Gamonal y San Cristóbal. Es costumbre que, tras la misa de rigor, los dueños acudan con sus mascotas a las distintas parroquias para que estas puedan ser bendecidas.

 

FESTIVIDAD DE SAN LESMES

 

Burgos vuelve a rendir honores a su patrón y protector: San Lesmes. Este día festivo, la corporación municipal se traslada a la iglesia de San Lesmes acompañada de gigantillos, dulzaineros, danzantes, peñas y grupos folclóricos.

 

Se celebra siempre el domingo más cercano al 30 de enero.

 

Fiesta en la que se honra al patrono de la ciudad S. Lesmes, personaje que de la mano del rey Alfonso VI llegó a Burgos y dedicó su vida al cuidado de los peregrinos del Camino de Santiago en el Monasterio de San Juan, del cual fue abad.

 

Su origen francés propició el hermanamiento de Burgos con su localidad natal: Loudun, de la que una representación de autoridades de esta población se desplaza por unos días para vivir esta fiesta.

 

El día de San Lesmes la corporación municipal junto con autoridades invitadas de Loudun se desplazan escoltados por guardias de gala desde la Casa Consistorial hasta la Iglesia de San Lesmes, acompañados de los Gigantillos y grupos folclóricos. Ya en el templo, el Alcalde como máxima autoridad municipal y en representación de todos los burgaleses ofrece un cirio y los tradicionales panecillos al Santo.

 

Tras el acto religioso la fiesta continúa en la Plaza de San Juan en la que se degustan el chorizo, la morcilla, el vino y los famosos panecillos que se ofrecen al santo.

 

En esta fiesta se reafirman los lazos con las localidades hermanadas con Burgos.

 

Conciertos, exposiciones y manifestaciones culturales y deportivas se suceden en los días anteriores y posteriores a la celebración de la fiesta.

 

CARNAVALES

 

Comparsas, chirigotas, tarascas, cachidiablos, botargas, zamarracos, peleles... Todo vale para añadir color al programa carnavalero.

 

Es una fiesta de origen pagano con carácter popular que se celebra en los países de tradición cristiana y que precede a la Cuaresma. Su fecha es variable siendo la pascua la que determina el principio y fin de la cuaresma. Las celebraciones se concentran principalmente en los tres días anteriores al miércoles de ceniza que marca el inicio de la cuaresma. Durante estos días se ensalzan los placeres y vicios en oposición a los días austeros que se suceden tras su fin.

 

Etimológicamente la palabra carnaval proviene del término latino “carnelevarium”, quitar la carne, prohibición de comer carne durante los cuarenta días de la cuaresma.

 

La fiesta renació en la Edad Media con el endurecimiento de la época cuaresmal que proponía ayuno y abstinencia rigurosa.

 

Hoy son días de diversión popular en los que cada uno participa con su disfraz.

 

La tarasca, Chamarrones y Cachidiablos son protagonistas de estas fiestas encarnando el pecado y el demonio asustando al que se pone en su camino. Se inicia el Jueves de Todos y finaliza el martes de carnaval con el entierro de la sardina.

 

LAS MARZAS

 

Durante la última noche de febrero y primera de marzo tienen lugar las coplas conocidas con el nombre de “marzas”, unos cantos populares petitorios que en origen eran entonados por los mozos solteros de los pueblos, los cuales iban de casa en casa solicitando un obsequio o aguinaldo a sus vecinos para celebrar una comida al día siguiente.

 

Continuando con esta costumbre, cada 28 de febrero a medianoche, un grupo de folclore tradicional entona en la Plaza Mayor, acompañado de instrumentos tradicionales, estos cantos de alabanza a la primavera y al amor, en presencia del alcalde de la ciudad, repartiendo posteriormente vino y productos típicos entre los asistentes.

 

Además, el Comité de Folclore Ciudad de Burgos organiza el primer domingo de marzo el Festival de las Marzas, que congrega cada año a centenares de músicos y bailarines, integrantes de diversos grupos folclóricos de la ciudad. Estos, con sus cantos y bailes, nos ponen en contacto con una de las costumbres más ancestrales y arraigadas en la provincia burgalesa y presente en algunas otras áreas de la geografía castellana.

 

SEMANA SANTA DE BURGOS

 

La Semana Santa burgalesa fue declarada en 2006 Fiesta de Interés Turístico Regional por la Junta de Castilla y León. En el año 2013, la Semana Santa de Burgos ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo de España.

 

Fe, costumbre, tradición, patrimonio, música, cultura, participación, cofradías y hermandades se fusionan, dando como resultado una SEMANA SANTA con multitud de procesiones y actos públicos de especial belleza y singularidad, siendo la Catedral de Burgos testigo fiel de todo cuanto acontece. Son jornadas de hondo sentimiento, en las que los pasos procesionales y las celebraciones litúrgicas y penitenciales toman la ciudad.

 

La Junta de Semana Santa de Burgos, compuesta por las dieciséis cofradías y hermandades existentes en la ciudad, es la encargada de organizar los diferentes desfiles procesionales y demás actos relacionados.

 

Esta festividad de carácter religioso se vive en Burgos con gran fuerza y emoción, presentando solemnes procesiones que comienzan el Viernes de Dolores, previo al Domingo de Ramos, y se prolongan durante toda la semana hasta el Domingo de Resurrección. La ciudad se llena entonces de capirotes, imágenes, antorchas y tambores que mueven a la devoción y al recogimiento.

 

El Sábado de Pasión se inicia oficialmente la Semana Santa burgalesa con el Anuncio y el Pregón en la catedral. Los días más señalados son el Domingo de Ramos, en que la presencia infantil se deja sentir de manera especial en la Procesión de las Palmas o de “la borriquilla”; también el Lunes Santo, cuando la Cruz con el Sudario recorre las laderas del castillo en el Vía Crucis Penitencial. De gran tradición en la ciudad es la Procesión del Santo Encuentro, que tiene lugar el Jueves Santo. Ya en la tarde-noche del Viernes Santo se desarrolla el mayor desfile procesional, el del Santo Entierro. Y el Sábado, siguiendo una antigua tradición, la Virgen de la Soledad recorre las calles que llevan hasta el Palacio de Justicia, donde se libera a un preso.

 

Los actos de la Semana Santa burgalesa culminan en la mañana del Domingo de Pascua cuando procesiona la imagen de la Virgen de la Alegría, recorriendo las calles de la ciudad anunciando la buena nueva de la Resurrección, hasta llegar a la Plaza de Santa María donde se canta la Salve popular. Es día de júbilo y contento, que se manifiesta mediante volteos de campanas, músicas solemnes, danzas y sones de dulzainas.

 

Además de los numerosos pasos, tiene lugar el Certamen de Música Procesional y el Concurso Fotográfico sobre Semana Santa en Burgos, en el que pueden participar tanto fotógrafos profesionales como aficionados.

 

ROMERÍA DE LA VIRGEN BLANCA

 

La Romería de Nuestra Señora de la Blanca constituye uno de los actos culturales enmarcado en el programa de recuperación del Castillo y su entorno que se inició hace unos años.

 

El último fin de semana de mayo tiene lugar la Romería de Nuestra Señora de la Blanca, que parte desde la iglesia de San Pedro de la Fuente, donde se concentran los romeros, las Autoridades burgalesas, las peñas y los grupos de danzas. Desde allí, portando una imagen de la Virgen, se asciende hasta la campa del Castillo donde estuvo ubicada la iglesia medieval de Nuestra Señora de la Blanca, desaparecida con la voladura del Castillo por los franceses durante la Guerra de la Independencia. Allí tiene lugar la misa y el posterior reparto de paella entre el público asistente.

 

Con objeto de complementar esta celebración, el Ayuntamiento de Burgos organiza esos días una serie de eventos en el Castillo y alrededores que invitan a redescubrir un espacio cargado de historia, convirtiéndolo en el escenario idóneo para el recreo de los sentidos.

 

FESTIVIDAD DEL CURPILLOS. FIESTA DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL

 

La festividad de El Curpillos o “Corpus chico” es una de las jornadas con mayor atractivo para los ciudadanos burgaleses. Este día tan tradicional y posiblemente singular en toda la geografía española conjuga la doble dimensión de lo sacro y lo profano, en dos partes bien diferenciadas

 

El Ayuntamiento de Burgos la declaró festiva en 1953 y actualmente suele celebrarse el viernes siguiente a la festividad del Corpus. La estructura de la fiesta sigue esa dicotomía de lo sacro en las primeras horas de la mañana, cuando acontecen los actos protocolarios y el ceremonial religioso, teniendo como escenario el Monasterio de las Huelgas. Tras la reunión y formación de las tropas participantes en el acto, la abadesa de las Huelgas recibe a las autoridades. A continuación se celebra la liturgia eucarística y, acto seguido, comienza la solemne Procesión en cuyo séquito se hayan los populares Gigantones, los Gigantillos, danzantes, dulzaineros, maceros, timbaleros, las autoridades asistentes, los representantes del barrio de Huelgas y, como colofón, la máxima autoridad de la ciudad, portando el pendón de las Navas de Tolosa.

 

La parte popular del Curpillos se desarrolla en el Parque de El Parral, situado entre el Monasterio y el Hospital del Rey. La tradicional romería o “jira” al Parral se realiza tras la procesión.

 

Fuertemente arraigada en la tradición, los burgaleses se acercan a degustar las apetitosas viandas, tanto de la gastronomía local como la foránea, en las casetas que montan las Peñas y Centros Regionales.

 

FIESTAS DE SAN PEDRO Y SAN PABLO

 

Las fiestas mayores de la ciudad suscitan cada año gran expectación entre los burgaleses. La festividad de san Pedro y san Pablo, conocida popularmente como los “Sampedros”, tiene lugar el 29 de junio, pero la celebración y la fiesta se prolongan durante más de una semana, conjugando los actos más tradicionales con una programación cada vez más variada y completa.

 

Los Sampedros suponen uno de los momentos estelares dentro de la cultura festiva de Burgos, y están marcados por una activa participación ciudadana en todos los eventos que se organizan, abarcando todas las edades y gustos posibles.

 

Los festejos se inician con el pregón desde el Ayuntamiento, donde el Alcalde, el pregonero y las reinas de las fiestas, acompañados por los Gigantillos y los danzantes, dan la bienvenida a todos los burgaleses a las fiestas mayores de la ciudad.

 

Entre los actos tradicionales se encuentran la ofrenda floral a Santa María la Mayor, el canto del Himno a Burgos, los bailes de Gigantones y Gigantillos en la Plaza Mayor y el desfile de carrozas, a las que acompañan las peñas y grupos de danzas tradicionales.

 

No pueden faltar el concurso de fuegos artificiales, ya convertido en una auténtica muestra pirotécnica internacional, así como la feria taurina, los pasacalles y la presencia de la Feria de Atracciones. Todo ello se ve complementado con una oferta lúdica cada año más completa y sorprendente: conciertos, con algunos de los mejores artistas del momento, verbenas y actuaciones musicales nocturnas en los distintos barrios de la ciudad, la feria de Tapas, donde el público degusta y elige las mejores tapas presentadas por bares y restaurantes, las Noches de Humor, teatro de calle, el Festival “Burgos En Vivo” con las actuaciones de los mejores grupos musicales locales, concursos deportivos, teatro, circo...

 

Todo ello sin olvidar a los niños, los grandes protagonistas, que tienen cada año su espacio reservado dentro de la agenda festiva: el “Parque de Mero el Jardinero” garantiza horas de diversión para los más pequeños, que disfrutarán de juegos, cuentos, artistas circenses, etc. Además hay teatro de títeres en distintos puntos de la ciudad, hinchables, juegos populares infantiles y muchas otras actividades lúdicas.

 

El último domingo de fiestas, en el Parque de Fuentes Blancas, se celebra el Día del Burgalés Ausente, que pone punto y final a las fiestas de san Pedro y san Pablo. Esta jornada de convivencia entre las diversas peñas y casas regionales y durante la que se celebra el certamen del “Buen Yantar” está declarada Fiesta de Interés Turístico Regional. Ese día también se homenajea a los burgaleses ausentes, a los que emigraron a otros países o tierras. Por medio de la llamada “Operación Añoranza” un grupo de burgaleses residentes en el extranjero comparten esta fiesta, tras haber convivido unos días en la ciudad.

 

¡DISFRUTA DE LA NAVIDAD EN BURGOS!

 

Con la llegada de la Navidad, las calles burgalesas se engalanan, dispuestas para celebrar la llegada de unas fechas marcadas por el afecto y la emoción. Son días de alegría y de unidad, en los que toda la ciudad queda iluminada y se alegra al compás de los villancicos, deseosa de acoger a quienes regresan a su tierra y al calor de sus hogares.

 

Los niños son los protagonistas de estas fechas, y a ellos se dedican muchas de las variadas actividades programadas: parques infantiles de Navidad (espacios lúdicos y educativos con hinchables, talleres, concursos, magia...), además de cuentacuentos, teatro, payasos, proyección de películas y, por supuesto, la indispensable Cabalgata de Reyes, que recorre la ciudad contagiando a los más pequeños de ilusión y alegría.

 

Una de las tradiciones más simpáticas es la investidura del Obispillo, en la que el 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, un niño de la Escolanía “Pueri Cantores” de Burgos recibe el título de Obispillo, y vestido de gala a lomos de una mula blanca recorre el centro de la ciudad repartiendo dulces, hasta llegar al Ayuntamiento, donde saluda a los ciudadanos.

 

No podemos olvidar la Feria de Oficios Artesanos y el mercadillo de productos navideños, que tanto éxito tienen, o las bellas representaciones del misterio de Belén que pueden admirarse por toda la ciudad.

 

Eventos culturales como conciertos de variados estilos, corales, torneos deportivos, espectáculos nocturnos, talleres de manualidades para adultos y danzas tradicionales son los actos que completan la programación para estos días entrañables.

 

 

Compártenos en Facebook