FIESTAS EN CAUDETE

Fiestas en Caudete

FIESTAS EN CAUDETE

 

Bailes de Niño en Caudete

 

Los tradicionales Bailes del Niño son organizados por la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús. Tienen lugar en Navidad, durante el 25 de diciembre, primer domingo de enero y el día de Reyes. El día 1 de enero se celebra la Procesión con la imagen del Niño Jesús, talla del s. XVIII que se conserva en Sta. Catalina. 

 


A finales del s. XVI, y tras consecutivas revueltas moriscas en la localidad, la Diócesis de Orihuela, a la que Caudete pertenecía desde 1565, refuerza la estructura eclesiástica de la zona. Así surge, en 1576, la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, para ensalzar en la localidad las celebraciones navideñas. 

Los principales actos de esta fiesta navideña tienen lugar alrededor del “Reinado Infantil” y los dos “Reinado adultos”, que se celebran en días consecutivos. Tras los bailes de la Plaza de la Iglesia, se celebra “La Puja”. Este acto tiene ya lugar en un salón con escenario, donde se puja por bailar con los reyes los típicos "chavitos". 

 

 

 

San Antonio Abad

 

La fiesta de San Antonio Abad se celebra el domingo más próximo al 17 de enero. Su tradición se remonta a principios del s. XVI. Tenemos noticias documentadas de que la Cofradía de San Antón, así como su ermita, existían ya en Caudete desde 1597. Hoy la festividad se celebra con una procesión al Santo, acompañada de numerosos animales.

 

 

San Blas

 

En honor a San Blas (3 de febrero), y desde el s. XV, se realiza una vistosa romería y el tradicional prendimiento nocturno de hogueras, al que se unen mayores y niños con igual entusiasmo. También tienen lugar diversos juegos populares en la Puerta de la Villa, comidas de hermandad y reparto de rollo.

 

 

 

Semana Santa de Caudete

 

Las celebraciones de Semana Santa en Caudete atravesaron momentos bajos por un tiempo, sin embargo, desde 1992, van cobrando cada vez más protagonismo gracias al incesante esfuerzo y trabajo de las diferentes cofradías. Hoy se cuenta con nueve de estas cofradías. 


Destacan las procesiones del Silencio y del Santo Entierro, celebradas el Jueves y Viernes Santo, pero también la Procesión del Encuentro, que tiene lugar el Domingo de Resurrección.

Haciendo un poco de historia, la documentación existente nos muestran que en el año 1948 ya se celebraban las procesiones de Semana Santa. En esos años Caudete contaba con tres cofradías, estas eran el Cristo de la Agonía y la Verónica, el Santo Sepulcro y la Soledad y, finalmente, Nuestro Padre Jesús el Nazareno y la Virgen de los Dolores.

 


No obstante, existen algunos libros que nos indican que la procesión de los Pasos ya se celebraba alrededor del año 1886, pero sin la participación de nazarenos.

Durante varios años, a partir del año 1948, esta festividad gozó de gran esplendor, pero poco a poco el interés fue perdiéndose.

El año 1992 fue punto de inflexión en la celebración de la Semana Santa caudetana. El empuje generado por el surgimiento de la hermandad Cristo de la Juventud, provocó el aumento de interés por parte de los caudetanos, lo que generó que surgieran nuevas cofradías, tales como Virgen de los Dolores, Cristo de la Caida y Santo Sepulcro. Éstas, junto a las ya existentes Cristo de la Agonía y Nuestro Padre Jesús, supusieron un importante impulso en la Semana Santa. 

 


Las procesiones fueron ganando vistosidad y belleza y sobre todo la participación de los nazarenos cada vez fue mayor. En el año 1995 surge la Junta de Cofradías y en el 2004 se crea la cofradía Virgen de los Dolores, que incorpora en las procesiones de Caudete la nueva imagen "La Dolorosa".

Hoy se sigue trabajando para preservar las antiguas tradiciones de la Semana Santa caudetana y entremezclarlas con lo actual. Poco a poco, el amor de los caudetanos por esta festividad está aumentado, las procesiones cuentan cada vez con más participación, siempre abiertas por nuestra tradicional bocina y armonizadas por el sonido de la Matraca.

 

 

Festividad del Carmen en Caudete

 

La festividad en honor a la Virgen del Carmen es originaria del siglo XV. Sin embargo, el espectáculo que conocemos como “La Alcachofa” se remonta a 1911, siendo originariamente de letra y música anónimas. El acto pasó a celebrarse de forma constante desde 1984. Instaurada ya esta tradición dentro de las más arraigadas costumbres de Caudete, se celebra el domingo más próximo al 16 de julio.

Durante la Procesión con la imagen de Ntra. Sra. del Carmen y al paso de ésta por la Plaza del Carmen, se abre el artefacto denominado “alcachofa” y aparece suspendido de éste un niño vestido de ángel que libera una paloma y entona un canto de plegaria a la Virgen. El silencio y la emoción que acompañan a este acto son conmovedores. 

 

 

 

Moros y Cristianos de Caudete

 

Las fiestas de Moros y Cristianos de Caudete cuentan con una antigüedad de más de 400 años. Celebradas entre el 6 y el 10 de septiembre, están declaradas de Interés Turístico Regional. 

Cada septiembre, estas fiestas revolucionan la escena social caudetana y atraen a miles de curiosos alentados por su fama y antigüedad.

Actualmente existen cinco comparsas: Guerreros, Mirenos, Tarik, Moros y La Antigua, siendo las más antiguas Guerreros y Moros. Estas comparsas adoptan en su origen estructura militar, con cargos que conservan hasta la actualidad: capitán, sargento, abanderado o portaestandarte y cabo de escuadra. 

 

 

Guerreros, Moros y La Antigua se crean en el s. XIX. Mirenos y Tarik aparecen en el s. XX, al segregarse de las comparsas de Guerreros y Moros respectivamente. 

Los desfiles de La Entrada y La Enhorabuena tienen lugar los días 6 y 9 de septiembre respectivamente, siendo los dos actos que más visitantes atraen. En ellos, las cinco comparsas locales desfilan en escuadras al son de música festera, mostrando bellísimos trajes que en muchos casos son pura artesanía. 

Otro espectacular acto de la fiesta son Las Guerrillas o simulaciones de lucha entre los bandos moro y cristiano, donde la pólvora y los disparos de arcabucería son los protagonistas. Las armas utilizadas están fabricadas por artesanos caudetanos. 

 


Entre los actos festeros de naturaleza más lúdica se entremezclan otros de carácter religioso. Así, es igualmente espectacular y multitudinaria en participación la Procesión de traslado de la Virgen del día 7, desde su santuario hasta el pueblo, a la que se recibe en el paraje de La Cruz con ruedo de banderas, ruedas de volantes y procesión hasta la iglesia de Sta. Catalina con salvas de arcabucería. 

La Procesión General del día 8 comienza en la puerta de la iglesia, donde el volante de cada comparsa realiza su saludo a la Virgen, seguido por los arcabuceros de su comparsa. Durante el recorrido de la procesión se realizan dos ruedos de banderas completos, uno en la Plaza del Carmen y otro en la Plaza de la Iglesia. Finalmente, el día 10 se acompaña en procesión a la Virgen a su santuario, con un nuevo ruedo de banderas en la explanada de dicho santuario. 

Los Episodios Caudetanos se representan en la Plaza de la Iglesia los días 7, 8, y 9 de septiembre. 

 


Se trata de un drama histórico escrito en verso que tiene su origen en el s. XVII. Dividido en tres actos, escenifica, en días consecutivos, la invasión musulmana de Caudete, la reconquista cristiana y la aparición de las imágenes de Ntra. Sra. de Gracia y San Blas. La fuerza de sus textos en verso y la riqueza de los atuendos de inspiración medieval confieren a esta obra una vistosidad digna de las mejores representaciones festeras de tema histórico. 

Se sabe que en 1617 ya se representaban los Autos en honor a la Virgen de Gracia en el interior de la iglesia de Santa Catalina. La obra escenificaba la milagrosa aparición de las imágenes de la Virgen de Gracia y San Blas. Siguiendo con la tradición del teatro religioso barroco, la representación pretendía adoctrinar y aumentar la fe entre los fieles.

Los Autos pasaron luego a llamarse Comedia Poética en Honor a la Virgen de Gracia y, más tarde, Episodios Caudetanos. Con los años, la representación se va enriqueciendo y pasa a celebrarse en la Plaza de la Iglesia, precedida por los dos actos de Embajada. El texto que hoy se utiliza es una adaptación que en 1907 Manuel Martí y Manuel Bañón hicieron del texto original.

Los Ruedos de Banderas delante de la Patrona son uno de los actos más emotivos de la fiesta. Se celebran el día 7, en el paraje de La Cruz, durante la subida de la Virgen, el día 8 en la Procesión y el día 10 en la explanada del santuario. Toman parte en el ruedo las cuatro comparsas que tienen bandera: Antigua, Guerreros, Moros y Tarik, mientras el estandarte de los Mirenos se sitúa junto a la Virgen.

 


Son tradicionales también otros ruedos de banderas que tienen lugar en sitios específicos, como son la Plaza de la Iglesia, la Plaza del Carmen, El Angel, el Ayuntamiento o la Plaza Nueva, realizándose en ellos el ruedo corto.

Otro singular acto de la fiesta es la Rueda de Volantes. El cargo de volante es el más entrañable y querido de todos los cargos festeros, pues es representado por niños de corta edad. La Rueda del Volante es un saludo de veneración que estos niños realizan a la Patrona. Cada comparsa puede tener entre uno y tres volantes, que van acompañados por su capitán en cada acto en el que participan. Dependiendo de la comparsa, cada rueda tiene su protocolo y peculiaridades.

 

 

  

 


Recomendar esta página en