Quema del Judas. Domingo de Resurrección en Coripe

31 de Marzo de 2013

 

Quema del Judas de Coripe, Domingo de Resurrección 2013.

Desde hace muchos años, el Domingo de Resurrección de Coripe es diferente al de los demás pueblos de Andalucía. Para la ocasión, se recrea el Huerto de los Olivos por el que pasa la procesión del Cristo Resucitado y, una vez finalizada esta, se celebra la quema de Judas.
 
En la plaza principal del pueblo se hace el llamado Huerto de los Olivos. Este huerto es cercado con ramas del monte y adornado con diferentes hortalizas, caseta del guarda, nidos de pájaros y otros objetos que caracterizan un huerto, todo ello presidido por la imagen del Sagrado Corazón de Jesús.
 
Tras la misa del Domingo de Resurrección, tiene lugar la procesión. Durante todo el recorrido de esta, numerosos escopeteros lanzan tiros de salva, por lo que esta procesión es la más ruidosa de la Semana Santa. Una vez que la procesión del Jesús Resucitado ha pasado por el huerto, este es prácticamente desmantelado por el público asistente.
 
Al finalizar la procesión, tiene lugar la famosa Quema de Judas. El Judas consiste en un muñeco hecho de tela y de paja que habitualmente representa al personaje más impopular del año o alguien que se ha caracterizo en el año por alguna fechoría o mal comportamiento. El Judas es traído a la plaza acompañado por los tradicionales cabezudos y los escopeteros. Tras ser colgado de una higuera, colocada junta a la Iglesia para la ocasión, es tiroteado por escopeteros del pueblo con munición de salva, hasta que este empieza a arder y es quemado en su totalidad.
 
Por ser una celebración única en nuestro entorno y declarada de Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía hay una gran asistencia de público forastero. Además, tras la Quema suele haber un grupo que ameniza la tarde para aquellos que quieren seguir con los festejos, mientras que otros prefieren terminar la jornada dando un paseo por la Vía Verde de la Sierra que tenemos a menos de dos kilómetros. Otra tradición característica de la Semana Santa de Coripe es que en esa semana casi todas las familias hacen HORNAZOS, que son unas tortas hechas de harina, azúcar, aceite y especies con uno o dos huevos enteros puestos encima. Antiguamente era costumbre que los niños llevaran su hornazo al huerto y este era la comida de muchas familias el Domingo de Resurrección ya que este día no estaba hecho para cocinar.