SEMANA SANTA DE PRIEGO DE CÓRDOBA

Del 27 de Marzo al 5 de Abril de 2015 

Procesiones e itinerarios de la Semana Santa de PRIEGO DE CÓRDOBA 2015 

Comparte esta página en

Semana Santa de Priego de Córdoba

Del 27 de Marzo al 5 de Abril de 2015


LSemana Santa de Priego se caracteriza por la solemnidad y el fervor religioso con el que se lleva a cabo. Las distintas hermandades realizan sus estaciones de penitencia con una preparación impecable y de gran uniformidad en las que cada detalle se cuida con mimo y tesón. El silencio y la devoción reinan entre los penitentes prieguenses como manifestación de un sentimiento íntimo que sólo se rompe en el encuentro con el Nazareno, donde estallan las pasiones de la colectividad.

Es digna de mención la belleza barroca de las imágenes y tronos que desfilan en la Semana Santa de Priego, entre las que destacan las de Jesús en la Columna, Jesús Nazareno y el Cristo Yacente, entre otras. El valor de su imaginería cuenta en su haber con obras de Pablo de Rojas, Alonso de Mena y los hermanos Diego y José Mora. Las hermandades prieguenses muestran con orgullo sus imágenes titulares todos los domingos de mayo, expuestas en espléndidos retablos y con gran profusión ornamental. La localidad realiza a lo largo de todo el año diferentes celebraciones religiosas, y una de las más singulares es una tradición secular por la que los Hermanos de la Aurora rezan el rosario cantando en las noches de cada sábado. 


Pasado y futuro conviven en una celebración que cuenta por una parte con pasos y tallas barrocos de extraordinaria belleza, y por otra con el tesón con el que los prieguenses preparan cada año hasta el más mínimo detalle. Un claro ejemplo de dicha unión se encuentra en el grupo de “Seises” de la Cofradía de la Soledad que acompañan a Jesús Sacramentado. Ataviados con unos curiosos ropajes, efectúan una peculiar danza. También es reseñable que, salvo en El Resucitado, todos los integrantes de los cortejos procesionales llevan “verdugo” o “cubrerrostro”.

Priego es un pueblo de gran belleza artística y monumental cuya herencia musulmana se hace patente en sus calles. Durante los días de Semana Santa esos atributos adquieren unos matices especiales, por lo que es una fecha recomendable para los visitantes. A la antiquísima escenificación del Prendimiento hay que sumar otras manifestaciones culturales de gran interés, como los certámenes de bandas de música o la exaltación de la saeta en la calle.



Domingo de Ramos

 

El Domingo de Ramos realizan su estación de penitencias dos hermandades. Por la mañana la Hermandad de Jesús en su entrada triunfal en Jerusalém y María Stma de la Encarnación, Madre de los Desamparados, conocida popularmente como la "Hermandad de la Pollinica". Esta hermandad inaugura la Semana Santa de Priego con infinidad de niños portando sus palmas y vestidos de Hebreos. El paso de Jesús en su entrada triunfal es llevado a ruedas y el de María Stma de la Encarnación a estilo Malagueño. Por la tarde la Hermandad de Jesús en la Oración en el Huerto y María Stma. de la Paz, conocida como la "Hermandad de la Paz". Esta cofradía es la más joven, siendo primero pro-hermandad al ser bendecida la imagen de María Stma. de la Paz el 1 de Julio del año 2000, y, siendo la bendición del Cristo el 20 de Marzo de 2004, volviéndose Hermandad en el mismo año 2004 donde se dio la primera toma de posesión. Ambos pasos son portados al estilo Sevillano, la Virgen por costaleros y el Cristo por costaleras.




Lunes santo

 

El Lunes Santo, entorno a las 9 de la noche, tiene lugar la salida de la María Stma. de los Dolores y Cristo de la Buena Muerte, conocida popularmente como "Hermandad de los Dolores" desde la ermita del calvario. Su largo trascurrir hacia la parroquia de la Asunción ofrece imágenes de gran emotividad para las personas congregadas. El "Cristo de la Buena Muerte", portado al estilo de la legión, está flanqueado por 4 antorchas que le dan un ambiente lúgubre y de gran misterio. La "Virgen de los Dolores" es portada en trono estilo malagueño con 6 varales y unos 200 hombres bajo él. Muy característico de este desfile es el ronco sonido de sus tambores, un total de 40 tambores y 16 bombos que tocan una melodía compuesta por el pianista y compositor prieguense Antonio López.




Martes santo

 

El Martes Santo desfila la real y antigua hermandad de María Santísima de los Desamparados, popularmente conocida como "Hermandad de La Caridad", el "Cristo de la Expiración" y la "Virgen de los Dolores de Santiago" al pie de la Cruz. El titulo de hermandad de la Caridad viene dado por el origen de esta, pues los hermanos de la caridad se dedicaban al socorro de los enfermos, desvalidos, pobres y presos, característica que a día de hoy sigue haciendo destacar a la hermandad, siendo el 50% de los ingresos son destinados a obras de caridad. Ayudaba al Ayuntamiento con los medios económicos de que disponía para hacer fosas comunes donde daban sepultura a las víctimas de una epidemia que asoló la ciudad entre 1650 y 1680. En 1789, Carlos III, por Real Decreto, autoriza a esta Hermandad a pedir limosnas públicamente, cosa que en aquellas fechas estaba prohibido y castigado.Tiene fama su "Cristo de los Ajusticiados", que abre la marcha de la procesión. Este Cristo se instalaba en la capilla donde los reos condenados a muerte pasaban sus últimos momentos acompañados por varios "hermanos de la Caridad", que los asistían hasta la hora de su ejecución; después de la cual eran cubiertos con el Manto de los Ajusticiados, que por Real Decreto tenía la prerrogativa de que una vez ejecutado el reo y cubierto con el manto, si éste no había fallecido se le conmutaba la pena por lo que no podía ser ajusticiado de nuevo.




Miércoles santo

 

El miércoles, tiene lugar la procesión de la Hermandad de Jesús en la Columna, que representa el famoso “Prendimiento”, drama sagrado del siglo XVII que conmemora el pasaje evangélico del Lavatorio, Cena, Oración en el Huerto, Venta y Prendimiento de Jesús. Destaca la presencia del escuadrón romano, que data de 1.602.


También el Miércoles Santo, sale en procesión la cofradía de Nuestro Padre Jesús Preso y María Santísima del Mayor Dolor, la más reciente de cuantas existen en Priego. Su primer desfile tuvo lugar en 1.989, con un solo trono y un itinerario inverso al habitual.


En 1990, se incorporó a la procesión la imagen de Jesús Preso, que debe su nombre al hecho de salir tras el Prendimiento. La forma en la que esta cofradía lleva el paso se asemeja a la de las cofradías sevillanas: los costaleros van ocultos bajo los faldones que cubren los tronos y el capataz va dándoles órdenes de viva voz.




Jueves santo

 

El Jueves Santo, sale de la iglesia de San Francisco la Pontificia y Real Archicofradía de la Santa Vera Cruz, Nuestro Padre Jesús en la Columna y María Santísima de la Esperanza, la más antigua de Priego (data del año 1550). La imagen titular de la hermandad, Jesús en la Columna, es una obra de 1640, atribuida al escultor granadino Alonso de Mena. Destaca por su impresionante postura de dolor y por el profundo sentimiento de su rostro. La Virgen de la Esperanza, también titular de la hermandad, data de 1738 y fue restaurada en 1987.


La procesión la abre la Santa Veracruz, que es llevada por un cuerpo de mujeres costaleras. Le siguen las imágenes de Jesús en la Columna y la Virgen de la Esperanza, dos pasos llevados también por costaleros. Acompañan a las imágenes unos 150 penitentes con túnica blanca y capirote verde.


También el Jueves Santo tiene lugar el turno de vela del Santo Entierro y, a media noche, la procesión de la Hermandad de los Dolores, llamada la “Procesión del Silencio”.




Viernes santo

 

De todas las manifestaciones religiosas que se celebran durante la Semana Santa de Priego, la más emotiva es, sin lugar a dudas, la que tiene lugar en la mañana del Viernes Santo. Antes del medio día, la multitud se apiña en el Compás de San Francisco, a la espera de ver aparecer la imagen de Jesús Nazareno. En sentido estricto, esta procesión no es tal, ya que, aunque va formada durante una parte del recorrido, el paso de Jesús está rodeado en todo momento por una muchedumbre de costaleros y de personas que quieren acercarse al trono y acompañarlo de cerca. Una vez que llega al Palenque, y al grito de paso redoblao como el año pasao, la procesión se disuelve, hasta llegar al Calvario, donde el pueblo espera con los hornazos levantados a que Jesús dé su bendición. Tras ello, el paso continúa su recorrido y, una vez en la calle Río, la procesión vuelve a formarse y continúa hacia la iglesia de San Francisco, donde, ya entrada la tarde termina el desfile.


Además de la bella talla de Jesús Nazareno, durante la procesión, se pueden contemplar las imágenes de María Stma. de los Dolores y San Juan, María Magdalena y la Verónica, complemento indispensable en la subida al Calvario.


El Viernes Santo por la noche desfilan por las calles de Priego la Archicofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo y Nuestra Señora de las Angustias, y la Real Cofradía del Santo Entierro de Cristo y María Santísima de la Soledad. La primera sale de la iglesia de las Angustias, mientras que la segunda inicia su desfile procesional en la parroquia de San Pedro.




Domingo de resurrección

 

La Real y Venerable hermandad de Nuestra Señora de la Cabeza y Nuestro Padre Jesús Resucitado cierra la Semana Santa de Priego de Córdoba. Las dos imágenes titulares de esta hermandad son llevadas por sus costaleros, 40 para la Virgen, que procesiona bajo palio, y 45 para el Resucitado. Los penitentes, en su mayoría jóvenes, van vestidos con túnica blanca y capirote azul celeste, anunciando el júbilo por la resurrección de Cristo. A esta procesión acuden todas las cofradías prieguenses con sus respectivos pendones, así como las autoridades locales, debido a que ésta es la procesión oficial de Semana Santa.


Lo singular…

Lo más representativo de la Semana Santa prieguense son sin duda sus imágenes, bellas tallas barrocas del círculo de los Hermanos Mora, Alonso de Mena y Pablo de Rojas. De especial interés es la representación del Predimiento que se celebra el Miércoles Santo, una tradición datada en el siglo XVII donde los personajes llevan largas pelucas y una careta para caracterizarlos. Uno de los personajes de gran tradición son los Sayones y sus espantosas máscaras llenas de verrugas.

El momento…

La bendición de los hornazos en el Calvario es la manifestación religiosa más representativa de la Semana Mayor de Priego de Córdoba. A lo largo de la mañana del Viernes Santo los vecinos se congregan en el Compás de San Francisco a la espera de ver aparecer la imagen de Jesús Nazareno. El paso de Jesús siempre va rodeado por una muchedumbre de costaleros mientras algunas personas se quieren acercar al trono para acompañarle de cerca. La manifestación se disuelve al llegar al Palenque con el grito de “paso redoblao como el año pasao”. Ya en el Calvario, el pueblo espera la bendición de Jesús con sus hornazos levantados.  

Más sobre...

CONTRASTE DE ÉPOCAS

Las tallas renacentistas y barrocas conviven con las clásicas y neos. Y es que podemos entrever tres periodos históricos en el que esta fiesta ha tenido sus momentos álgidos. Con el fin del Concilio de Trento dieron origen las primeras corporaciones, a saber, Columna (1550), Jesús Nazareno (1593) y Santo Entierro (1594). En pleno Barroco, despuntaron en la ciudad nuevas entidades que engrandecen la fiesta, el Resucitado y la Caridad. Pero son en los últimos tiempos donde se concentran el mayor número de corporaciones, lo que da a entender la buena salud de esta tradición.

EL PESTÍÑEZ Y EL BACALAO

Al amanecer del Viernes Santo un pequeño grupo compuesto por el Pestíñez y el bacalao recorren las calles de Priego anunciando con sus sonidos el gran día que está por venir, un rito del que se tiene constancia, al menos, desde 1602. El Pestíñez viste con casaca albero, pantalón tobillero, botas altas y celada sin plumas, y se encarga de llevar el ritmo con el tambor. El Bacalao también se reviste de forma parecida y tañe su trompeta con gran estruendo.

PRENDIMIENTO

Se desconoce con exactitud el origen de este acto pero en las primeras constituciones de la Archicofradía de la Vera Cruz, de 1674, ya se establece el modo en que se desarrolla. Se trata de una representación de teatro sacro que representa la última cena de Jesús, la Oración en el Huerto y el Prendimiento. Hasta mediados de los años cincuenta del pasado siglo los personajes del apostolado y Jesús eran representados por sacerdotes, si bien actualmente tan solo la figura central del Señor mantiene esa tradición. En el acto intervienen los sayones, judíos encargados de efectuar el arresto de Cristo, que cubren su rostro con caretas que representan la maldad y perversión de los hombres.

BENDICIÓN DE LOS HORNAZOS

La mañana del Viernes Santo el aire huele de otra manera, se dice que todo el mundo es nazareno ese día en Priego de Córdoba. A las once de la mañana, la multitud se apiña en el compás de San Francisco a la espera de ver aparecer la imagen de Jesús Nazareno. El paso de Jesús, siempre rodeado por una muchedumbre va siguiendo su itinerario hasta llegar al Palenque dónde al grito de “paso redoblao”, se le da el paso ligero que lo llevará hasta el Calvario. Una vez allí, la multitud espera expectante, junto a la Virgen, la bendición de los hornazos. Es el clímax de la Semana Santa prieguense.



Comparte esta página en