SEMANA SANTA DE CÓRDOBA 2017

Semana Santa de CÓRDOBA procesiones, horarios e itinerarios

del 9 al 16 de abril de 2017

Semana Santa de Córdoba
Semana Santa de Córdoba

PROGRAMA Y PROCESIONES DE LA SEMANA SANTA DE CÓRDOBA 2017

Programa y Procesiones de la Semana Santa de Córdoba
Programa y Procesiones de la Semana Santa de Córdoba
Programa y Procesiones de la Semana Santa de Córdoba

Programa y Procesiones de la Semana Santa de Córdoba
Programa y Procesiones de la Semana Santa de Córdoba

Programa y Procesiones de la Semana Santa de Córdoba

Programa y Procesiones de la Semana Santa de Córdoba

CARRERA OFICIAL - SEMANA SANTA DE CÓRDOBA 2017

Carrera Oficial - Semana Santa de Córdoba 2017
Carrera Oficial - Semana Santa de Córdoba 2017

Compártenos en 

VIERNES DE DOLORES - SEMANA SANTA DE CÓRDOBA

La Semana Santa se hace realidad en este día en el que, centenares de devotos, se congregan en la iglesia hospital de San Jacinto para contemplar la bella imagen de la Virgen de los Dolores, la Señora de Córdoba.

 

Durante el Viernes de Dolores es posible también visitar numerosas iglesias donde las diversas hermandades que las habitan dan los últimos retoques de cara a las diversas salidas procesionales que tendrán lugar a partir del Domingo de Ramos. También se hallan expuestas al público, durante esa singular jornada, numerosas imágenes en besamanos.

 

 

 

DOMINGO DE RAMOS - SEMANA SANTA DE CÓRDOBA

El día se hace realidad cuando, mediada la mañana, La Borriquita sale por las puertas de San Lorenzo para inaugurar la Semana Grande de Córdoba.

 

Cuando la tarde toma forma y la cofradía de la Entrada en Jerusalén regresa a su templo, los tres pasos de la popular cofradía del Cerro (Cristo del Amor, N.P.J. del Silencio y la Virgen de la Encarnación) toman el relevo de una jornada donde cuatro cofradías más procesionarán hasta entrada la madrugada.

 

La hermandad del Amor por el Puente Romano o la Catedral; la cofradía del Huerto en el compás de San Francisco; las Penas de Santiago en la plaza de la Corredera; la Esperanza en la Cuesta del Bailío; o la multitudinaria devoción al Rescatao, son las estampas de uno de los días más especiales de la Semana Santa de Córdoba.

 

LUNES SANTO - SEMANA SANTA DE CÓRDOBA

El Lunes Santo trae consigo el bullicio de tres barrios que dirigen sus cofradías hacia el centro de la ciudad, lugar donde se halla la Carrera Oficial.

 

Las populares hermandades de la Merced, Estrella, o, la Archicofradía de la Vera-Cruz, congregan en sus respectivos barrios del Zumbacón, Huerta de la Reina y Campo de la Verdad a numeroso público que abarrota las calles.

 

La tarde de Pasión transcurre por las calles del centro y el casco histórico cordobés. Así, el bello recorrido de los pasos de la hermandad de la Sentencia abarca, desde su templo de San Nicolás hasta su llegada a la Catedral, un sinfín de instantes memorables.

 

También desde el centro de la urbe sale en procesión la cofradía del Vía Crucis, que rememora las catorce estaciones de la Pasión de Cristo por rincones de la parte más antigua de la ciudad. La imagen del Señor crucificado es portada a hombros, bajo el sonido de los rezos y el tambor ronco de los penitentes.

 

La peculiaridad de esta jornada finaliza con la estética tenebrista de la hermandad de Ánimas. Los rezos de sus nazarenos, las impactantes imágenes del Señor y la Virgen, amén de la oscuridad de las calles de su recorrido, hacen que esta cofradía suponga una cita obligada en la noche del Lunes Santo.

 

MARTES SANTO - SEMANA SANTA DE CÓRDOBA

Los espectaculares misterios de las hermandades del Prendimiento, Císter, Santa Faz y Buen Suceso, hacen que la tarde-noche del Martes, invite a numerosas personas a contemplar estas cofradías por cada una de las calles por donde transitan.

 

Además, con un recorrido de doce horas de duración, la hermandad de la Agonía llega al centro de la capital, con su Cristo crucificado, desde uno de los barrios más alejados y populares de la ciudad.

 

El Martes Santo cordobés destaca por la belleza de las imágenes marianas de cada hermandad. En especial, la Virgen de la Caridad (de la cofradía del Buen Suceso), una de las obras de mayor relevancia de la imaginería andaluza contemporánea.

 

MIÉRCOLES SANTO - SEMANA SANTA DE CÓRDOBA

San Lorenzo, San Pedro, el barrio del Alcázar Viejo, la plaza del Cristo de los Faroles y la iglesia del Buen Pastor son los espectaculares y sobrios escenarios de la Córdoba más señorial que ven discurrir un día en que el ambiente de la Semana Santa cobra por cada rincón un nuevo y vigoroso auge.

 

Así pues, la hermandad de la Paz en los jardines de la plaza de Colón, la de Pasión por Caballerizas, la Misericordia en la Corredera, el Perdón en la estrecha calle del Buen Pastor, o el Calvario por el Realejo, conforman un día en que se preludian los días grandes de la Semana que ya está alcanzando su plenitud en la ribera del Guadalquivir.

 

JUEVES SANTO - SEMANA SANTA DE CÓRDOBA

La historia marcada por la tradición de cuatro siglos tiene su cita durante la tarde y la noche de esta jornada tan aguardada por los cordobeses. De tal modo, imágenes que datan de siglos pasados como las del mexicano Cristo de Gracia, el grupo escultórico de la Virgen de las Angustias, la talla de Jesús Caído, la formidables imágenes de Jesús Nazareno y Mª Santísima Nazarena, así como el crucificado de la Caridad y la Virgen de talla completa que le acompaña arrodillada a sus pies; parecen devolver a épocas casi olvidadas al espectador que tiene la oportunidad de observarlas.

 

A todas ellas, la particularidad de la tarde del Jueves Santo hace que se funda en perfecta unión la joven hermandad de la Cena, de la que impresiona su armónico y cuidado grupo escultórico.

 

Un día en que la cofradía del Caído recuerda nombres de destacados toreros entre la nómina de sus hermanos más célebres: desde Largartijo o Guerrita, pasando por el inolvidable Manolete, hasta figuras del toreo actual como Enrique Ponce.

 

Un día que recuerda, a su vez, al creador de imágenes sagradas más importante de todos cuantos ha habido: las prodigiosas manos del cordobés Juan de Mesa y Velasco parecen adivinarse tanto en la Virgen de las Angustias como en el Señor muerto que yace sobre su regazo. Un día en que la imagen serena de Jesús Nazareno arribando, caída la noche, a la Catedral dibuja una estampa que nos devuelve a la urbe barroca del XVII como por arte de encantamiento.

 

Un día que, desde las puertas de la iglesia de San Francisco, nos regala la contemplación fascinante de las dos imágenes que se reúnen bajo el único paso de la hermandad de la Caridad.

 

Mientras que, desde otro rincón de la ciudad, nos regala la imagen del Cristo de Gracia que da muestra de un pasado trasatlántico de la Semana Santa de Córdoba.

 

Finalmente, la jornada del Jueves, en una agradable paradoja, muestra su apuesta por el futuro en la querida hermandad de la Cena, arropada por su barrio de Ciudad Jardín, curiosamente uno de los más recientes de la urbe califal.

 

Sin lugar a la menor duda, un día que ni el oriundo ni el foráneo olvidarán con facilidad tras haberlo vivido en persona.

 

VIERNES SANTO - SEMANA SANTA DE CÓRDOBA

El Viernes Santo comienza con una madrugá presidida en exclusividad por el silencio abrumador del Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Señora Reina de los Mártires.

 

La tarde del Viernes Santo trae consigo el cierre de una parte fundamental de la Semana Mayor cordobesa. Contiene momentos inenarrables y muy esperados de la Pasión. Por ejemplo, la Virgen de los Dolores arrastra a una multitud de devotos que abarrotan las calles que conforman su itinerario procesional. La cofradía del Descendimiento también se hace eco de fervor en su barrio del Campo de la Verdad, dejando en su recorrido imágenes de gran belleza, tales como su plástico deambular por el Puente Romano.

 

La hermandad de la Expiración también deja recuerdos imborrables al paso de sus imágenes por la Catedral. Así, al silencio elocuente de su Cristo muerto en la cruz lo acompañan la belleza y solemnidad de la estupenda talla de la Virgen del Rosario.

 

De indiscutible belleza es la Virgen de la Soledad, con la austeridad franciscana de sus hábitos nazarenos.

 

El cenit del Viernes Santo se cumple con el discurrir de la hermandad del Santo Sepulcro. Esta cofradía, presidida por la sobrecogedora imagen de su Cristo yacente, cierra el desfile oficial del Viernes con la incomparable estampa de la Virgen del Desconsuelo, acompañada –formando el retrato del duelo- por las estupendas imágenes de San Juan Evangelista y Santa María Magdalena.

 

DOMINGO DE RESURRECCIÓN

El día en que culmina la Semana Santa de la capital de la Mezquita se encuentra, sin duda, marcado por el ambiente festivo de la Resurrección. Es por ello que, en torno a la iglesia de Santa Marina, multitud de cordobeses se reúnen para despedir a una de sus celebraciones más queridas, siendo testigos de la última procesión que tendrá lugar por sus calles.

 

Tanto la imagen de Cristo Resucitado como la de la Virgen de la Alegría despiertan el cariño de los habitantes de la ciudad, hasta el punto de que, en ese postrero día, esta localidad andaluza se viste de sus mejores galas a la espera de que transcurra, lo más rápido posible, un nuevo año que depare una nueva y reiterada conmemoración de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.

 

Compártenos en