SEMANA SANTA DE SAN FERNANDO 2016

Del 20 al 27 de marzo de 2016

Programa, procesiones, horario e itinerarios de la Semana Santa de San Fernando 2016

Cartel de la Semana Santa de San Fernando 2016
Cartel de la Semana Santa de San Fernando 2016

La Semana Santa en San Fernando (Cádiz) se celebra de forma principal por medio de estaciones de penitencia, que recorren la ciudad desde diferentes puntos hasta el centro de la misma. Es la décima localidad andaluza por número de hermandades (22), la tercera de la provincia de Cádiz y un ratio de una cofradía por cada 4394 habitantes, siendo en este aspecto la tercera localidad andaluza con más de 50.000 habitantes. Asimismo, está declarada de Interés Turístico Nacional.

 

A diferencia de los estilos de carga de Sevilla, Málaga o Huelva, el estilo de carga de San Fernando es un estilo propio y único, en el que el paso es cargado a hombros y cuello pero por debajo del del paso, sin que los cargadores se vean.

 

Los palos del interior del paso están distribuidos horizontalmente, donde se suelen situar entre cuatro y cinco cargadores. El paso se mueve majestuosamente hacia los lados (bandas) y meciéndolo con el pie izquierdo delante, es algo parecido al costero a costero.

 

Se diferencian dos formas de cargar:

  • Por derecho: esta forma de cargar es la más conocida ya que su posición es muy sencilla. Los brazos suelen ir estirados y apoyados en el palo de delante, de esta forma todo el peso se lleva en el cuello, es decir, sobre la columna.
  • Medio ganchete: esta forma de cargar fue debido a la gran cantidad de personas que había debajo del paso. En el sitio donde tenía que ir 6 personas se metían 8, la única forma de caber era de lado o sea se cargaba con el hombro y parte del cuello. Es una de las formas de carga de San Fernando que se esta perdiendo. Una de las cuadrillas más famosa era la de Nicolás Carrillo.

 

En los últimos años, algunas cuadrillas han decidido apostar por depurar el estilo, derivando en unas formas más suaves de portar las imágenes,si bien,la gran mayoría de las cuadrillas siguen respetando las formas de antaño,visualmente más brusca,aunque más arraigada. No obstante, el estilo de carga que se conoce como tradicional, no tiene más de 60 años de existencia, habida cuenta que el estilo realmente tradicional de carga de la ciudad sería,s egún fotografías y documentación antigua, el que actualmente se conserva en la capital gaditana, incluida la disposición longitudinal de las cargaderas, y la figura de los horquilleros (con la horquilla en la mano para golpear el suelo) al exterior. Así ha sido desde el siglo XVII hasta los años de la posguerra civil, época en que se cambia la disposición gaditana de las cargaderas, por la sevillana forma de colocar los palos,sustituyéndose la carga con el hombro,tan típica de Cádiz capital,por la carga centrada en la cerviz, como en Sevilla,aunque con serias variaciones a la hora de mover el paso,de mandar las voces y sobre todo, incluyéndose una herramienta como es la almohada, de ascendencia utrerana,ciudad donde hoy en día varios pasos siguen apostando por esta,su antigua herramienta de carga. Se introducen en algunos pasos (sobre todo en los de palios) una campana como llamador sustituyendo al tradicional martillo exento gaditano (consistente en una placa colocada en una manigueta que es golpeada por un martillito pequeño que porta en su mano el capataz o el mayordomo),costumbre esta que proviene de las tradiciones cofrades de Murcia,que trajeran a La Isla los militares fundadores de la Hermandad de la Caridad.

 

El verdadero estilo de carga de la ciudad lo mantiene curiosamente una de las hermandades más jóvenes de la ciudad, la de Nuestra Señora del Rosario Doloroso de la Parroquia de San José Artesano. Es así,como procesionaban las imágenes de la ciudad entre el siglo XVII y la posguerra civil, aunque a principios desde finales del XIX y principios del siglo XX,las parihuelas (como la que actualmente usa la referida Hermandad) fuesen sustituidas por pasos pequeños, no muy grandes,pero ya portados desde el interior, y aún al estilo eminentemente gaditano. El nuevo estilo llegado en la posguerra sería introducido por la siempre innovadora Hermandad de la Columna, la primera en sevillanizar su cortejo adquiriendo en Sevilla un gran paso para el Señor Atado y Flagelado e introduciendo el paso de palio (lo tradicional en la ciudad era el uso del templete) y las cargaderas transversales en sus dos pasos.

 

 

PROCESIONES DE LA SEMANA SANTA DE SAN FERNANDO

Tarda en cargar - Pinche sobre la flechita para pasar a la siguiente página del programa de la Semana Santa de San Fernando 2016


VIDEO DE LA SEMANA SANTA DE SAN FERNANDO

Vídeo de la Semana Santa de San Fernando


La levantá


Estando el cargador metido bajo el paso, se encuentra en disposición de iniciar su trabajo, necesitando sólo que le avisen del momento de hacer la "levantá". El Mayordomo de la cofradía da el primer golpe de llamador para que los cargadores se preparen, da un segundo golpe, mientras que adentro del paso el que lleva la voz en cabeza (los de delante) pregunta a la voz de cola (los que están detrás) "¿Cola estamos?", a lo que la voz de cola contesta: "¡Cuando quiera!", entonces responde la voz de cabeza al mayordomo: "¡Toca!". Un segundo después cae el llamador por tercera vez en un golpe seco, y el Paso es lanzado hacia arriba.

 

El acto de bajar el paso es similar a la levantá y permite que los cargadores descansen. El Mayordomo toca tres veces el llamador y cuando toca la tercera el paso es bajado. Los cargadores tienen un periodo de descanso de unos 2 o 3 minutos aproximadamente hasta que del Mayordomo vuelva a iniciar una nueva levantá.

 

La trepá

 

Nada más levantarse, con el pie izquierdo delante, el paso empieza a mecerse hacia las bandas, hasta que el capataz de la orden de empezar a andar y acto seguido la voz de cabeza diga: "¡Ámono!" (Vámonos) y se empieza a avanzar lentamente, siempre hacia las bandas.

 

Algunas veces mientras se está avanzando y la música que acompaña al paso llega a algún momento clave, la voz en cabeza grita: "¡Quieto ahí!", y el paso se empieza a mecer espectacularmente sin avanzar, con el pie izquierdo delante y derecho detrás.

 


Compártenos en Facebook