FIESTAS EN SAN MARTÍN DEL REY AURELIO

Fiestas en San Martín del Rey Aurelio: cartel y programa de las Fiestas de Blimea, La Laguna en El Entrego, Fiesta de los Pimientos Rellenos en Blimea

Cartel y programa de las Fiestas de La Laguna en El Entrego, San Martín del Rey Aurelio


 

FERIAS Y FIESTAS EN SAN MARTIN DEL REY AURELIO

 

 Fiestas de verano

 

  • SAN ANTONIO. Julio.
  • PATRONALES SOTRONDIO. Julio
  • LA LAGUNA. L'Entregu / El Entrego. Julio.
  • LA MALENA. Julio.
  • NUESTRA SEÑORA DE LAS NIEVES. Blimea. Agosto
  • LA ASUNCION. Polaúra. Agosto.
  • SAN ROQUE. Blimea. Agosto.
  • EL POTE. Santa Bárbara / Santa Bárbola. Agosto.
  • SANTO. ANGEL DE LA GUARDA. L'Edráu. Agosto.
  • CRISTO LA PAZ. Brañella. Septiembre

 

 

 

Fiestas gastronómicas

 

  • Fiesta de Los Nabos, en Sotrondio, el 11, 12, 13 y 14  de noviembre.
  • Fiesta de Les Cebolles Rellenes, en L'Entregu / El Entrego, el 30 de noviembre y los días 1y 2 de diciembre.
  • Fiesta de los Pimientos Rellenos, en Blimea, los días 5,  6, 7 y 8 de diciembre.

 

  

 

Otras fiestas

 

  • Feria de Muestras y Exposiciones ‘Femex’. Septiembre.
  • Concurso Exposición Municipal de Ganado Vacuno, Caballar, Asnal, Ovino y Caprino. Septiembre.
  • Carnaval. En febrero, por todo el concejo.
  • Feria de la Miel. Noviembre.
  • Fiesta de Santa Bárbara Patrona de los Mineros. Día 4 de diciembre, en Cocañín y Santa Bárbara.
  • Santa Lucía, en San Martín. Día 13.
  • San Juan, el 23 de junio. En Serrallo, Blimea, El Entrego y otras localidades.

 

 

 

Mercadillos semanales

 

  • L'Entregu / El Entrego, los miércoles.
  • Blimea, los viernes.

 

 

FIESTAS GASTRONÓMICAS EN SAN MARTÍN DEL REY AURELIO

 

San Martín del Rey Aurelio es un municipio con una larga tradición culinaria que se remonta a finales de los años 60, la cual ha propiciado la celebración cada otoño de tres singulares y reconocidas jornadas gastronómicas, como son 'Los Nabos', el 11 de noviembre, en la localidad de Sotrondo; 'Les cebolles rellenes', el 30 de noviembre, en El Entrego; y 'Los Pimientos Rellenos' el 8 de diciembre, en Blimea, que vienen acompañadas de actividades culturales y folclóricas con la que amenizar los festejos.

 

Los platos se pueden degustar en los pricipales restaurantes y sidrerías del municipio, cuyas señas se pueden consultar en esta misma web, en la categoría 'Dónde Comer' del apartado 'Turismo'. Se sirven además, acompañados de una ración de callos, de primer plato, y casadiellas o fayuelos, de postre, regados con vino o sidra.

 

Mantel Jornadas Gastronómicas

 

 

Cebolles Rellenes

 

Coincidiendo con la festividad de San Andrés, el último fin de semana de noviembre, las Jornadas Gastronómicas de les Cebolles Rellenes, el plato más internacional y que más veces ha desempeñado el papel de embajador gastronómico del municipio, se festeja en localidad de El Entrego. Decenas de restaurantes, bares y sidrerías se visten de largo para servir a locales y foráneos cientos de raciones de las más sabrosas cebollas, rellenas de bonito, y acompañadas de callos, de segundo plato, y casadiellas de postre, regadas con un buen vino o sidra de la región.

 

El plato se puede degustar todo el año, pero en noviembre, en medio de las fiestas gastronómicas, gana en atractivo por el ambiente festivo generado por la afluencia de público en bares y restaurantes y el programa de actividades culturales y de ocio que se desarrollan durante todo un fin de semana.

El origen de este gustoso plato se le atribuye a la cocinera Aniceta Fueyo, popularmente conocida como La Nina, quien después de la Guerra Civil, y durante la Cuaresma, agudizó el ingenio como cuando la necesidad aprieta e ideó un plato de cebollas rellenas de un sofrito con migas de bonito, para servir un almuerzo a varios sacerdotes que habían acudido al bar de La Laguna. Ni tenía carne, ni la podía servir. A partir de ahí, con el tiempo su innovación en la mesa se trasladó a otros hosteleros de la zona, como las cocineras Aurora y Belarmina, del restaurante La Conda. Y así fue como, paulatinamente, se instauró una festividad gastronómica que cada año atrae a cientos de comensales, turistas, visitantes y locales.

 

 

ELABORACIÓN DEL PLATO

 

Ingredientes

Cebollas, aceite y sal.

 

Relleno

Bonito, pimiento morrón, tomate, laurel, pimentón dulce, guindilla, caldo de gallina, ajo y vino blanco.

 

Decoración

Perejil, huevo cocido y pimiento, todo picado.

 

Elaboración

Se pelan y ahuecan las cebollas. En una sartén calentamos aceite y añadimos ajo, la cebolla que previamente se agüecó y el pimiento, todo ello picado muy fino. Cuando esté todo ello  bien pasado se añade el tomate, la sal y la guindilla. Una vez  lista la salsa apartamos una cantidad, aproximadamente la mitad, en la que desmenuzamos el bonito y rellenamos las cebollas.

 

A continuación, se colocan las cebollas en una cazuela en la que añadimos la salsa restante, el laurel, el vino blanco, el pimentón, el caldo, la sal y el picante al gusto, de manera que queden cubiertas. Seguidamente, se cuecen a fuego lento durante tres horas.

Listo el plato se sirven tres cebollas por ración, decorándolas con el huevo, el pimiento y el perejil picados.

 

 

 

Pote de Nabos

 

El primer fin de semana de noviembre la localidad de Sotrondio acoge la celebración de las fiestas de Los Nabos. Con ellas arrancan las jornadas gastronómicas de San Martín del Rey Aurelio a las que suceden Les Cebolles Rellenes, en El Entrego, y Los Pimientos, en Blimea, hasta el mes de diciembre.

 

Los hosteleros de la localidad hacen acopio de los mejores nabos y los más sabrosos compangos, además de tocino y carne de cerdo de primera que se cocina a fuego lento para servir las mejores raciones de nabos, acompañadas de callos, de segundo planto, y dulces casadiellas de postre para el deleite del comensal.

 

Los principales restaurantes de la localidad sirven el plato durante todo un fin de semana, en unas jornadas gastronómicas amenizadas con diferentes actos culturales y festivos.

 

ELABORACIÓN DEL PLATO

 

Ingredientes

Nabos, pimentón, sal, azafrán, ajo picado.

 

Compango

Tocino, cabeza de cerdo, costilla fresca, adobu, chorizo y morcilla.

 

Elaboración

Pelamos los nabos y los troceamos más bien grandes. En una cazuela alta o en una tartera grande ponemos agua y una vez que comienza a hervir echamos los nabos para quitarles el olor.

 

Una vez hecho esto, en otra cacuela, también con agua hirviendo,  añadimos primeramente los nabos y luego el compango y el resto de los ingredientes, que dejamos cocer a fuego lento durante tres o cuatro horas. Transcurrido el tiempo, los dejamos reposar y servimos.

 

 

Pimientos Rellenos

 

Con ellos se pone la guinda a las jornadas gastronómicas de San Martín del Rey Aurelio. Los pimientos rellenos se celebrarán en Blimea la primera semana de diciembre, coincidiendo con el ‘puente’ de la Constitución. Rojos o verdes, rellenos de carne picada o bonito, al horno o a la cazuela... las opciones son varias para preparar un rico plato que desde los años 70 se sirve en los bares y restaurantes de la localidad, el primer fin de semana de diciembre.

 

Los pimientos son por orden cronológico la tercera fiesta gastronómica que se constituyó en el municipio. Cuando en El Entrego y Sotrondio se celebraban Les Cebolles y  Los Nabos, respectivamente, los hosteleros de Blimea apostaron por extender los festejos gastronómicos a la localidad con la preparación de un plato sencillo, pero sabroso, empleando para ello otro de los manjares de la huerta asturiana, los pimientos morrones o verdes, que como los anteriores  platos se servirían acompañados de una ración de callos y con fayuelos de postre.

  

ELABORACIÓN DEL PLATO

 

Ingredientes

4 pimientos verdes, 2 cacillos de caldo de cocido, 4 huevos cocidos, sal gorda adobada con ajo.

 

Relleno

¾ kilo de ternera (aguja), 1 vaso de vino blanco seco, 1 cucharada de pimentón, guindilla al gusto, 2 cebollas, aceite de oliva, perejil picado, sal gorda adobada con ajo.

 

Preparación

En una cacerola echamos un vaso de aceite y  una vez caliente doramos en él la carne, previamente sazonada. A continuación, agregamos dos cebollas picadas, las dejamos dorar y añadimos el perejil, la guindilla, el vaso de vino blanco y la cucharada de pimentón; revolvemos bien y agregamos un vaso de agua. Dejamos cocer por espacio de tres cuartos de hora. A continuación, sacamos la carne y la reservamos; y pasamos la salsa por un chino, picamos la carne y le añadimos la mitad de la salsa.

 

Con un cuchillo abrimos los pimientos por la parte superior practicando un corte circular alrededor del rabo, para luego rellenarlos con la carne guisada y cerrarlos con el sombrerillo de pimiento que hemos recortado previamente. Una vez rellenos, los colocamos en una bandeja al horno, los salamos y echamos por encima el resto de la salsa, además de dos garcillas de caldo de cocido. Introducimos al horno durante tres cuartos de hora, la primera media hora a fuego fuerte y tras ella a fuego moderado.