LA CABALLADA DE ATIENZA 2013

20 de Mayo de 2014

 

La Caballada de Atienza 2014.

20 de Mayo de 2014.

 

Atienza celebra desde hace más de ocho siglos la fiesta de "LA CABALLADA" con la que ese conmemora la liberación del rey de Castilla Alfonso VIII (1158- 1214), durante la minoría de edad del monarca, por los arrieros de esta villa.

 
El Domingo de Pentecostés los cofrades, vestidos con el típico atuendo -chaquetilla / chaquetilla, capa y sombrero- y precedidos por su bandera, van en romería a la ermita de la Virgen de la Estrella, rememorando la gesta realizada por sus antepasados allá por el año 1163.

 

El sábado, víspera de Pentecostés, es el día de las "Siete Tortillas". El Prioste, el Mayordomo, los miembros de laMesa de la Cofradía (seis últimos Seises) y el Fiel de Fechos, acompañados de la PriostaSeisa y Mayordoma, se dirigen andando hasta la ermita de la Estrella, precedidos de los dulzaineros y el Manda, para realizar los preparativos de la fiesta del día siguiente. Los hombres plantan el ramo para la subasta de las roscas y las mujeres engalanan la imagen de la Virgen y el altar de la ermita. La Junta Particular, en fraternal mesa, consume las siete tortillas -todas distintas y de vigilia- en recuerdo de las siete jornadas de camino hacia la salvación del rey Alfonso VIII, en aquel día de 1163. 


El Domingo de Pentecostés, el tamboril y la dulzaina despiertan a los hermanos quienes, con sus caballerías, se dirigen -en perfecto estado de avío y con aquellas debidamente enjaezadas- hacia la casa del Prioste. A las 10 en punto de la mañana, el Fiel de Fechos pasa lista y hace públicas las sanciones que los hermanos deben satisfacer en libras de ceras. Se subasta, asimismo, el derecho a poseer la Bandera, siiendo esta puja en cuartillos de vino. Una vez que la comitiva ha recogido al Abad, descienden hasta la Ermita de la Estrella. Al llegar, desmontan a la voz del Manda: "Señores hermanos, a pie". 

 
A las 12 de la mañana da comienzo la Procesión hasta la primera de las Peñas de la Bandera. A lo largo del recorrido se subastan los banzos en cinco ocasiones (el derecho a llevar andas de la imagen). Las pujas, anotadas por el Fiel de Fechos, son siempre en celemines de trigo. 


Concluida la procesión, comienza la Santa Misa, con los cofrades ocupando un lugar preferente, en la que late el recuerdo de los hermanos ausentes y la gesta sobre la que versa la homilía.

 

Boletín de noticias